Reforma tu mobiliario y dale a tu casa otro formato

guiacarpinterosCon la ayuda de un buen profesional todo sale siempre mucho mejor en nuestro domicilio. Tener plena constancia de que un mueble reformado da otro aire a un pasillo o a una habitación resulta obvio, sobre todo para nuestra propia alegría y para dejar a los invitados con la boca abierta. Así que estaría bien que tuviésemos presentes algunas cuestiones que hay que valorar para llevarlo todo a cabo de la forma más pertinente y correcta.

Lo primero es lo primero: un buen profesional

Es obvio que si no contamos con la asistencia de un buen ebanista las cosas nos pueden salir de forma incorrecta. Afortunadamente la Web es pródiga en guías de carpinteros, como la que hallarás en este enlace, que se transforman en herramientas enormemente interesantes para los que quieren que todo les salga bien a la primera. Así que no debemos olvidar esta cuestión para que de verdad un buen artesano intervenga en nuestra vivienda y consiga, de una forma pertinente, recuperar esos muebles que ya damos por desahuciados.

Reconvertir la madera

Todos tenemos, bien en nuestra casa, bien en la de nuestros padres o abuelos, mesas, sillas o puertas de buena madera que podemos rectificar y restaurar para que nos den un buen resultado. Que tengamos esto claro implicará que estamos haciendo lo correcto para que todo nos salga a pedir de boca, así que no nos sorprende lo más mínimo el que ahora mismo consigamos un buen resultado si le damos un buen lijado a esa butaca antigua y la repintamos con un barniz poco agresivo. O si cepillamos una mesa que tiene ya muchos años y conseguimos con ello un efecto adecuado para ponerla en nuestro salón. Se trata de recuperar esos muebles que siempre han estado con nosotros de una forma correcta.

Una mesita de noche que recupera su sitio

Con el mobiliario de habitación ocurre algo parecido, en todos los sitios tenemos siempre un montón de ejemplos que infrautilizamos y que, sin embargo, podemos reconvertir de un modo correcto. En este caso, además, podemos incluso prescindir de la presencia del carpintero, ya que si lijamos nosotros mismos esa mesita y la pintamos de blanco mate, cambiando los herrajes por otros más modernos, obtendremos un resultado magnífico que ennoblecerá nuestra habitación y le dará otro punto de vista. Merece la pena que lo pruebes, de verdad.

Sillas que se convierten en elementos renovados

Por último vamos a hablar de las sillas, unos elementos que siempre están ahí, muchas veces desencoladas e inservibles, y que también podemos reaprovechar de un modo correcto y pertinente. Se trata de conseguir que algo tan presente en todas las casas adquiera un papel predominante y visible, dándonos un montón de calidad decorativa. Que puedas conseguir este tipo de elementos será lo mejor para esos momentos en los que tu casa necesite dar un vuelco evidente en lo decorativo. Seguro que le sacas partido, ya lo verás.

Artículos Relacionados:
Consejos para decorar con flores y plantas para el hogar
La Restauración y la compra de muebles nuevos, dos opciones en decoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra “Política de cookies”

ACEPTAR