Algunos consejos para la limpieza de neveras y frigoríficos

consejos limpiar frigorificoLos frigoríficos son muchas veces los grandes olvidados de la limpieza, ya que en muchas ocasiones, la aparición de bacterias no se propaga debido a la bajas temperaturas en su interior, pero que no parezca que esté sucio no quiere decir que no haya que limpiarlo.

La limpieza de un frigorífico debería de hacerse temporalmente, cada cuatro meses por ejemplo sería un buen número.

¿Por qué debe hacerse limpieza de frigorífico?

Son varios los motivos por los cuales es necesario realizar la limpieza periódica de nuestro frigorífico, a continuación vamos a numerar algunas de las razones:

  • El mal olor:  Con el tiempo, los frigoríficos tienden a oler mal, ya que en su interior albergan alimentos perecederos, que alguna vez llegan a encontrarse en mal estado, provocando un mal olor que a pesar de la retirada del alimento, impregna las superficies interiores del frigorífico.
  • La mejor conservación de los alimentos:  A pesar de las bajas temperaturas, lo cual dificulta que las bacterias crezcan, siempre es un foco de bacterias un lugar como un frigorífico, por lo tanto, de una forma u otra, acaba afectando a la frescura y calidad de los elementos que conservemos en él.
  • Manchas adheridas:  Las baldas de un frigorífico son sensibles de impregnarse de materiales viscosos que desprenden algunos elementos. Estos materiales a veces provocan manchas que a simple vista no podemos ver, y que con el tiempo del tiempo serán más complicadas de eliminar.

 

¿Cómo limpiar un frigorífico?

Como ya hemos comentado anteriormente, la limpieza de un frigorífico debe llevarse a cabo cada cierto tiempo.

Para ello, lo primero que debemos de hacer es extraer los alimentos que hay en el interior del frigorífico, si contamos con un posible segundo frigorífico debemos de guardarlos temporalmente ahí, sino, intentar conservar en algún lugar fresco.

Una vez desalojado el frigorífico, procederemos a desenchufarlo de la corriente ya que así será más eficiente la limpieza a temperaturas más altas, y además, ahorraremos mucha energía la cual se desperdicia cuando el frigorífico se queda abierto durante prolongado espacio de tiempo.

Para la limpieza de cada una de las estancias y baldas del frigorífico, deberemos de realizar un preparado de agua y  bicarbonato de sodio y aplicarlo mediante un paño, trapo o valleta, también se puede utilizar cualquier producto de limpieza específico para dicha tarea. Hay que tener especial cuidado con la limpieza de cristales de algunas partes del frigorífico.

Seguidamente, debemos de tener otro paño seco para repasar cada uno de los lugares que se ha limpiado previamente. De esta forma, eliminaremos los restos de suciedad mojados que se han quedado adheridos a las superficies.

Otra de las partes que debemos de limpiar para así eliminar el moho que se produce, es la gomilla de la puerta que cierra el frigorífico. Para ello podemos utilizar lejía, aplicada levemente con un cepillo de dientes viejo que tengamos sin uso.

Para la limpieza de la parte externa del frigorífico, podemos utilizar cualquier producto de limpieza que no sea muy fuerte, ya que la suciedad no se adhiere fuertemente a esta superficie. Seguidamente usaremos otro paño seco para repasar al igual que hicimos con el interior del frigorífico.

Limpiando estas tres partes del frigorífico deberíamos de dar por concluida la limpieza del frigorífico.

Aunque hay veces, que después de limpiar a fondo el frigorífico, éste sigue oliendo mal.

En estos casos, podemos utilizar un remedio algo más fuerte y natural como puede ser una solución de agua con vinagre de vino y aplicarlo por todo el interior, en todas las zonas. El vinagre es un potente limpiador que además es muy eficaz contra lo malos olores por culpa de las bacterias.

 

Agradecimientos a Limpiezas Lyman por esta colaboración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra “Política de cookies”

ACEPTAR