Mamparas vs cortinas para bañeras

Mientras que para la una ducha la solución casi unánime es la instalación de una mampara, en el caso de una bañera esto todavía no acaba de ser así. Algunas personas continúan apostando por las cortinas de plástico en la bañera pero ¿realmente es la mejor solución?

Aquí apostamos porque las cortinas de baño deberían de tener los días contados, ya que tiene serios inconvenientes que hay que tener en cuenta:

-No evitan totalmente las salpicaduras. Las cortinas no pueden evitar que una parte del agua salga al exterior, sobre todo si la bañera es utilizada por niños.

Pueden favorecer la aparición de moho. El plástico de las cortinas, al estar permanentemente húmedo, es foco de aparición de moho en el cuarto de baño si no se limpia constantemente.

Realmente, no son muy estéticas. Quizás en otras épocas en las que no había alternativa eran hasta divertidas, pero ahora, más que vintage resultan un tanto kitsch.

El único punto a favor que le vemos es que son realmente económicas, ya que por menos de diez euros se pueden encontrar en muchos bazares, pero una buena mampara, como las que se pueden adquirir en vidriosfamar.com, tiene tantas ventajas que realmente nos parece una inversión económica en relación con todo lo que se obtiene de ella.

Estos son, desde nuestro punto de vista, las ventajas de una mampara de cristal:

-Aíslan totalmente la humedad. Al contrario que en el caso de las cortinas, está garantizado que si están bien colocadas, las mamparas no dejan pasar ni una gota de agua.

-Permiten intimidad. Pueden ser opacas total o parcialmente, de modo que aunque alguien esté duchándose, otro miembro de la familia podría entrar a utilizar el lavabo o a maquillarse, facilitando mucho el uso del espacio sobre todo en hogares en los que hay muchos miembros y pocos baños.

Por tanto el argumento de que la mampara es indiscreta, que esgrimen algunos amantes de las cortinas, está totalmente fuera de lugar.

-Se pueden abrir en diferentes direcciones si se opta por una mampara con sistema de corredera. Esto es importante para aquellas personas que disfrutan de un baño y no quieren sentirse encerrados. Al poder abrir una parte de la mampara donde tienen la cabeza, tendrán la sensación de apertura que necesitan a la vez que el cuarto de baño continúa protegido de salpicaduras.

-Hay opciones para todos los bolsillos. Desde las económicas hojas individuales que se colocan en un lado de la bañera para evitar salpicaduras sin cubrirlas por completo hasta las exclusivas mamparas con litografías personalizadas.

-Estéticamente, son impecables. Aquí no cabe lugar a la discusión, una mampara es mucho más bonita que una cortina independientemente del estilo de baño en el que se coloque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra “Política de cookies”

ACEPTAR