Llega el temido cambio de armario

Sí, llega la primavera. También llega el aperitivo en la terraza, tomar el sol, las vacaciones y… esos días en los que nos paramos media hora delante del armario con la duda: ¿Qué me pongo?

Primavera, esa época en la que es demasiado pronto para llevar camiseta de tirantes pero aparentemente tarde para ir con botas altas. Esa época en la que puedes salir de casa por la mañana con manga corta y volver en estado de congelación si no hemos cogido una rebequita (paradigma conceptual del entretiempo).

Sí, no nos gusta, pero ha llegado el temido cambio de armario para dar paso a la ropa de temporada. Toca sacar toda esa indumentaria almacenada durante meses, que ahora desprende un olor a naftalina, y  situarla en la primera línea del armario.

¿Por qué no aprovechamos el cambio para organizar (un poco) nuestro armario para que nos sea más fácil encontrar todo? Os damos algunas ideas para afrontar el relevo sin ataques de ansiedad:

Recicla

Cuántas veces nos hemos preguntado si tenemos demasiada ropa. Te damos la respuesta: posiblemente sí. Quizá este sea un buen momento para hacer recuento de lo que no usas y vas dejando al final del armario durante tantos meses, también de lo que no te vale o lo que tienes ya para tirar (no lo tires, dónalo). Conseguirás  hueco en tu armario para la nueva ropa de temporada o simplemente para desahogar el espacio.

 Organiza en cajas de almacenamiento

Añadir cajas o cajones que se pueden meter fácilmente dentro del armario,te será de mucha utilidad. No olvides poner fuera lo que contiene cada caja. Prueba también con cajas más pequeñas para mantener organizados los cajones con compartimentos donde almacenar la ropa interior de forma más ordenada.

Maximizar espacio

Consigue aumentar el espacio accesible con perchas para varias prendas. Existen colgadores que te permiten colgar varias camisas, chaquetas y pantalones de una sola percha.Prueba a juntar prendas del mismo color en la misma percha y colócalos próximos. La unidad cromática te ayudará a encontrar las prendas más fácilmente.

Pantalones a raya

Si no eres amante de las arrugas y no quieres estar dándole a la plancha todo el día, puedes optar por un organizador de pantalones que puedes colocar bajo la barra. En el caso de los vaqueros, prueba a enrollarlos. Te permite ahorrar muchos espacio y sin arrugas.

Organiza los colgantes, relojes…

Puedes disponer de un pequeño expositor dentro del armario o colgarlo de alguna pared. Te permitirá encontrar de forma rápida y sencilla todos tus abalorios.

Accesorios para las puertas

Puedes colgar algún organizador de zapatos y usarlo para disponer las corbatas o cinturones en sus bolsillos y evitar que queden todos por el suelo.

Protege la ropa con bolsas

No dejes tus trajes o vestidos de fiesta libres por el armario. Con unas bolsas plásticas de prendas de vestir podrás dividir las prendas mientras mantienes limpia la ropa más delicada. También puedes colgarlos en perchas de madera o de tela para que no se rocen.

Orden en los zapatos

Los zapatos pueden hacer que el espacio del armario se minimice. Límpialos bien y prueba a organizarlos: puedes optar por cajas resistentes (algunas permiten varios pares) o zapateros para almacenarlos. Guárdalos a parte y con bolas de papel en el interior para que no se deformen.

Aprovecha las maletas vacías

Muchas veces almacenamos nuestras maletas viejas en los maleteros sin darle mayor uso. Prueba a forrarlas y aprovéchalas para guardar ropa de la temporada pasada.

 

Al final, el orden del armario se convertirá en algo divertido y a ti te sobrará tiempo para aprovechar las terrazas al sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra “Política de cookies”

ACEPTAR