Lámparas de pasillo, ¿son tan importantes?

Aunque en la actualidad, dada la tendencia al ahorro de espacio, y los gustos en cuanto a distribución de las estancias, las casas no suelen contar con largos pasillos. Pero son muchas las que los tienen y con ellos también surge la necesidad de iluminarlos bien.

Un lugar que es de paso obligado para desplazarse de un lugar a otro de la casa, lo último que debe ser es lúgubre, por ello hay que buscar lámparas adecuadas que le aporten la luz que requieren para dejar no serlo.

Si se entra en Lámparas en línea se pueden ver los diferentes modelos que hay para colocar en cualquier pasillo y así adquirir el idóneo.

¿Cómo iluminar un pasillo?

No hace muchos años que la idea de iluminar el pasillo se limitaba a colocar un plafón aquí y otro allá, al azar, sin tener en cuenta las zonas que quedaban en semi oscuridad o dónde el reflejo de la luz resultaba incómodo.

Hoy en día se tiene otra forma de ver esta estancia, de considerarla igual de importante, o más, que el resto de la casa y por ello en el mercado encontramos todo tipo de soluciones lumínicas para todo tipo de pasillos.

Lámparas para pasillos

Hay una gran variedad de lámparas que sirven para esta zona, como por ejemplo, con los plafones de techo se consigue dotar al pasillo de luz cenital, que cae desde la lámpara en vertical y rebota en las paredes y en el mismo techo; evitando así que aparezcan sombras cuando se atraviesa de un cuarto a otro.

Otro tipo de iluminación muy indicada son los focos en línea, bien sujetos a rieles o bien empotrados, que recrean con su luz el camino a seguir. Estos deben estar muy bien colocados para evitar que queden zonas de umbría, así como superposiciones de luz que estéticamente no son agradables.

Hay pasillos que por su tamaño tanto en ancho como en largo requieren de una combinación de diversas fuentes de luz, ya que con un solo tipo no es suficiente para dotarles del confort que se busca. Las lámparas colgantes combinadas con apliques de pared puede ser una buena solución, puesto que se obtiene los beneficios de ambas, como son la ausencia de sombras y la buena visibilidad, además de lograr un efecto estético elegante.

Si el pasillo cuenta con estanterías u otro tipo de mobiliario, poner pequeñas lámparas de sobremesa en puntos críticos puede ser de gran ayuda y dar vida a esos muebles, o estantes, que suelen pasar desapercibidos.

Sea cual sea el tipo de iluminación que se utilice para el pasillo, es importante elegir muy bien el modelo, la potencia, el estilo, etc., ya que es una zona que se vive día y noche. Por ello, además de decidir según el gusto que se tenga, hay que tener en cuenta que sean funcionales para cualquier hora del día.

También es relevante que sean regulables para que su luz vaya acorde con la hora del día, la decoración y con las necesidades de cada uno, y siempre de manera que lo hagan alegre y acogedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top