¿Qué ventajas tienen las ventanas de PVC?

Si queremos colocar unas ventanas nuevas nos vamos a encontrar con varias opciones, como son las de madera, aluminio y las de PVC. Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes, pero ahora mismo las mejores son las de PVC.

En ventanas Anerual nos pueden ayudar a escoger las que mejor se adaptan a nuestro domicilio, puesto que trabajan con marcas punteras como KÖMMERLING, conocida en toda Europa por su calidad.

No conducen ni el frío ni el calor

La ventana de aluminio se usa mucho, pero tiene un problema enorme y es que transmite tanto el frío y el calor, y de hecho no es raro ver que los marcos chorrean agua durante el invierno.

Esto se soluciona con lo que se conoce como “rotura” de puente térmico, pero a pesar de ello el problema se puede dar en menor medida.

Así, entre las mayores ventajas de este tipo de ventanas, las de PVC, está el que se trata de un material que no conduce las temperaturas, así que no tendremos problemas con ellas en ninguna estación del año.

Tienen una vida útil muy larga

Una de las principales propiedades del PVC es que es muy resistente, más si se ha tratado como ocurre con el que se emplea en las ventanas y además adquirimos una marca de calidad.

Más o menos pueden llegar a las cinco décadas, de manera que si ponemos ahora este tipo de ventana y no somos muy jóvenes, no habrá que cambiarlas más a lo largo de toda nuestra vida, a no ser que lo queramos hacer por estética dentro de veinte años o salga un material mejor, algo que no va a pasar ni a corto ni a medio plazo.

No necesitan mantenimiento

Por la naturaleza del PVC, no es necesario el mantenimiento y nos libramos de tener que barnizar todos los años, como ocurre con las ventanas de madera, las cuales son muy estéticas, pero a la vez muy esclavas.

Solo las vamos a tener que limpiar de vez en cuando con agua y jabón, o mejor con un producto específico para los perfiles de PVC y que podemos adquirir en cualquier tienda de bricolaje, lo que ayudará a que duren aún más tiempo en perfecto estado.

El precio

¿El precio como una ventaja? Casi siempre se pone como una de las grandes desventajas, pero lo cierto es que esto no es así.

Ocurre porque se compara el importe con el de las ventanas de aluminio de baja calidad, cuando hay que hacerlo con las que llevan rotura de puente térmico de los que funcionan de verdad, en cuyo caso el precio se iguala.

Además, hay que pensar en el PVC como una inversión, ya que pocos materiales nos aseguran una duración de unas cinco décadas, así que aunque nos salgan algo más caras que las de aluminio con rotura de puente térmico, lo que no siempre es así, merece la pena decantarse por la perfilería de PVC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top