7 características de un plato de ducha de resina de calidad

Los cuartos de baño de las viviendas modernas han cambiado mucho respecto a las más antiguas. Ahora es un espacio del que queremos diseño, comodidad y relajación.

Cada vez son más los que sustituyen la bañera por un plato de ducha de resina, los de mayor calidad-precio. Esta sustitución te hará ganar mucho espacio, por lo que es una buena elección para los baños pequeños, ya que permitirá liberar espacio para otros muebles y aumentar el espacio de almacenamiento.

Además del ahorro de espacio, son una opción ideal para personas con movilidad reducida, como ancianos o niños pequeños. Existen platos de ducha muy planos que se instalan a ras del suelo para permitir la mayor accesibilidad.

No podemos dejar de lado el factor medioambiental, usando ducha en vez de baño ahorramos hasta un 85% en consumo de agua, algo muy importante para cuidar nuestro planeta.

Los platos de ducha de resina son estéticos, además de todos sus demás beneficios, y pueden cortarse en obra o encargarse según las medidas que queramos. Es una de las opciones más demandadas en el mercado por su calidad y fácil instalación, encima podemos encontrar un buen plato de ducha barato conservando su calidad. Pero ¿cómo sabemos cuáles son de mayor calidad? A continuación os dejamos las características que hacen que estos sean de calidad, para que no tengáis dudas a la hora de adquirirlos.

1.   Macizo

Muchos fabricantes han querido aprovechar la popularidad de estos platos de ducha fabricándolos huecos por dentro o con otro material para ahorrar costes, lo que supone que sean más frágiles y de peor calidad. Un plato de ducha de resina de calidad es compacto y duradero.

2.    Tintado en masa

Los platos de ducha de resina extraplanos llevan una capa exterior de gel coat, por lo que algunos fabricantes no tintan la masa para ahorrar costes.  Los platos de calidad van tintados en masa con el mismo color que la capa exterior de Gel Coat, lo que permite cortarlos ya que toda la masa tiene el color del plato de ducha de resina y que se noten menos los golpes.

3.   Capa exterior de gel coat

Es importante que estén recubiertos por una capa de gel coat, que además de garantizar un acabado perfecto, añade al plato resistencia y hace que sea antideslizante entre otras ventajas.

4.   Grosor

Los platos de ducha de resina van a ras del suelo, por lo que deben ser finos, pero no tan finos como para que sean frágiles. Lo ideal es que sean de unos 3 centímetros de grosor.

5.   Antideslizante

Una cualidad indispensable para las placas de ducha. Fíjate en que tengan el nivel de antideslizante c3, el mayor que otorgan las autoridades.

6.   Antibacteriano

Con el recubrimiento de gel coat y una resina de calidad que evite la porosidad será fácil mantener limpio el plato de ducha. Son una opción muy higiénica y anti bacterias.

7.   Garantía

Un fabricante que te da un plato de ducha de calidad confía plenamente en su producto, por lo que te dará una garantía de varios años sin dudarlo.

Con todas estas características, no nos queda duda de que un plato de ducha de resina de buena calidad es de las mejores opciones del mercado si queréis modernizar y hacer que nuestro baño sea más cómodo. Esto nos permitirá aprovechar mucho mejor el espacio, pudiendo comprar algún mueble de baño barato para tener más almacenamiento, además de ahorrar en agua. Fijándoos en los factores que hacen que sean de calidad lograreis tener un baño bonito y duradero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top