El suelo exterior de composite: la mejor opción para tu vivienda

composite

Una de las decisiones más difíciles de tomar a la hora de poner en marcha una obra es la elección del material de los suelos. En función de los gustos y necesidades de cada usuario hay un amplio abanico de alternativas en el mercado para seleccionar.

Actualmente, el suelo exterior de composite se ha convertido en una excelente opción para instalar en el pavimento de exterior del hogar, bien sea en el patio, o en los alrededores de una piscina.

¿Qué es el suelo exterior de composite?

El suelo de composite también conocido como tarima sintética, es un tipo de pavimento fabricado a base de plástico, fibra de vidrio, resina sintética, o de una combinación de otros materiales de alta calidad, como los polímeros con fibra de madera.

Características destacables

El suelo exterior de composite es una de las alternativas que han revolucionado el mercado durante las últimas décadas gracias a sus ventajas:

  • Es resistente, aguata la intemperie y además es de alta durabilidad (con una vida útil incluso mayor de 10 años)
  • Sus cuidados son menos pretenciosos que los que requieren los pavimentos tradicionales, lo que representa un ahorro económico importante. Además, tiene propiedades antideslizantes.
  • Podemos conseguirlos en diferentes texturas, tanto lisas como con distintos tipos de rotulados; también pueden ser macizos o de interior alveolar.
  • La instalación de este tipo de suelos es súper sencilla. Se realiza sobre rastreles usando grapas de aceros, las cuales, quedan ocultas y no interfieren con la estética del pavimento. En algunos casos la instalación también se puede realizar con ayuda de un taladro, directamente sobre el rastrel.
  • Aunando a estas particularidades, los usuarios prefieren optar por este producto por el atractivo y bajo precio.

Los mejores suelos de composite

Los suelos de composite, como anteriormente mencionamos, son lamas que tratan de imitar la apariencia estética y los acabados de la madera tradicional, pero que al contrario de esta última, no requiere de tratamientos excesivamente costosos para su conservación.

La principal ventaja del composite ante la madera convencional, es su óptimo comportamiento exterior. Debido a la combinación de plásticos, el material de este pavimento actúa muy bien ante el contacto con agentes externos que dañan la madera original, tales como el agua o el sol.

Existen dos tipos de piezas en los suelos de composite:

  • Baldosas de composite: son aquellas losetas cuadradas con una base plástica que sirve para la fijación de las mismas al estilo puzzle. Su instalación es muy simple y no se necesitan herramientas especializadas.
  • Tarimas de composite: son lamas que imitan a los listones de madera tradicionales. Su instalación se realiza mediante un sistema de rastreles unidos con clips o grapas de aceros que después del montaje quedan ocultos. Se necesita un conocimiento mínimo en montaje para su fijación.

Las tarimas de composite de Woodmagik están hechas de material de alta calidad, compuestas por un 95 % de fibras de madera reciclada y de polietileno reciclado, lo que contribuye a la impermeabilización de la superficie. Además, son antideslizantes y resistentes a los agentes externos del ambiente o los cambios bruscos de temperatura.

A tener en cuenta antes de instalar el suelo exterior

Todo proyecto de diseño de un suelo exterior puede transformarse en una tarea compleja, pero nunca imposible. Es crucial saber seleccionar los diferentes materiales del pavimento.

Si optamos por la madera tradicional, podemos garantizar un ambiente natural y cálido. Sin embargo, sólo puede durar varios años y esto sólo tras la aplicación de diversos productos de sellados y barnices, los cuales, eviten el ataque de termitas o la pudrición de las mismas. Además, las condiciones climáticas suelen producir astillas y grietas.

Desde Consejos Hogar recomendamos el suelo de composite, ya que tiene la misma apariencia que la madera tradicional, pero su durabilidad en el exterior es mayor.

Ten en cuenta además que este producto es muy demandado en el mercado. Y aunque su precio es un poco más elevado que el de la madera natural, sus cuidados son menores, por lo que se podría afirmar que es un artículo rentable a medido – largo plazo.

Si quieres disfrutar de un ambiente acogedor al aire libre en la terraza, área externa de la piscina o patio, lo mejor que puedes hacer es escoger un suelo composite. Atrévete a comprobar sus maravillosos beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top