¿Cómo elegir el colchón correcto?

Los seres humanos pasan un tercio de su vida durmiendo y los requerimientos de la vida moderna hacen necesario que el descanso cada noche sea de calidad por lo que una buena cama y aún más, un buen colchón son muy necesarios.

El mercado ofrece muchos modelos de colchones. Los de muelles y con espuma son los tradicionales y existen marcas de mucha calidad. Los viscoelásticos son más modernos con materiales innovadores, pero proporcionan un descanso confortable que es el fin último de todo colchón.

Tipos de colchones

Cuando se habla de tipos de colchones se pueden mencionar los siguientes:

De núcleo HR

Son colchones fabricados con base de espuma técnica y mucha capacidad para adaptarse al cuerpo y su peso. Se hacen con materiales viscoelásticos que se colocan en la parte de abajo y soportan el resto de los materiales con que está elaborado el colchón.

De núcleo viscoelástico

El material viscoelástico está hecho con un polímero relativamente nuevo o de última generación. Es completamente sintético y sus propiedades incluyen la capacidad de amortiguar la presión y el peso del cuerpo, brindando soporte y estabilidad al descansar.

Los colchones de núcleo viscoelástico reparten la presión del cuerpo homogéneamente en toda la superficie y se termorregulan para ser frescos en verano y cálidos en invierno.

De muelle embolsado

Este tipo de colchón está fabricado de muelles individuales que son independientes unos de otros. Poseen forma de barril cubierto por telas y tejido y por capas de espuma y también de material viscoelástico. Se recomiendan para parejas, ya que no se siente tanto el impacto de los movimientos.

De muelle continuo

Están fabricados con muelles agrupados en bloques que van recubiertos por espuma o diversos materiales acolchados. Los hay con capas de viscoelásticos o los tradicionales de algodón y lana.

Son los colchones tradicionales de filas o columnas de muelles con un hilo metálico que conforman sus muelles de forma helicoidal que se van cruzando.

De núcleo Evopore

Este es un material homogéneo y elástico de origen sintético que se compone de pequeñas burbujas o cavidades de aire que dan forma, soportan el impacto de los cuerpos y son maravillosos para climas muy húmedos porque ayudan a apartarla del lecho.

¿Cómo elegir un buen colchón?

Antes de comprar un colchón se debe observar lo siguiente:

Tamaño

No es lo mismo dormir solo que acompañado y, aunque se duerma solo, quizás se use mucho espacio. Por eso es importante saber las medidas del colchón. Si se va a comprar todo nuevo (cama incluida) se debe adquirir todo el juego. Si solo se va a comprar un colchón nuevo, debe adaptarse a las medidas de la cama.

Postura al dormir

Aunque parezca una tontería es importante, pues implica el soporte para diversas partes del cuerpo que aguantan el impacto del peso al dormir. Si se duerme de lado se recomienda un colchón de dureza intermedia para dar soporte a la columna. Si al descansar se adopta la postura boca arriba lo mejor es un colchón relativamente duro y si se hace boca abajo se puede permitir uno más blando.

Si una persona se mueve mucho durante la noche conviene un colchón firme que absorba los impactos y si se es más tranquilo al descansar se puede usar uno más blando.

Temperatura

Para climas fríos se puede elegir un colchón de muelles, bien sea de individuales y continuos porque se encuentran forrados de diversas capas de textiles que aportan calor. Pero, si el clima es más bien caluroso los materiales que se termorregulan son los mejores.

¿Cuándo hay que cambiar el colchón?

Por lo general, un colchón se fabrica para que dure entre 8 y 10 años, pero este debe ser cambiado si, con el pasar del tiempo, se deforma, se le hacen huecos en su superficie o si se sienten los muelles o alguna irregularidad.

Lo importante es que cada mes, al menos durante el primer año, el colchón se rote o se le dé vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top