Excedente de autoconsumo, ¿qué es y qué ventajas tiene vender la energía que sobra?

Las fuentes de energía renovable han llegado para mejorar la relación de los usuarios con el gasto de electricidad. Cada vez más personas optan por instalar placas solares en sus domicilios para generar energía y pasarse al autoconsumo.

Esto tiene muchas ventajas: reduce el gasto, se reduce la huella de contaminación y también abre la puerta a la venta de excedente de autoconsumo. Este último punto es vital para quienes desean reducir las cantidades de dinero que dedican cada año a pagar la factura de la luz.

Además, también cambia el paradigma, ya que no solo se depende menos de las compañías distribuidoras, sino que incluso se les puede vender a ellas la energía que sobra de toda la que han acumulado nuestras placas solares. Y que el ahorro sea mayor.

Vender la energía que produces

Obviamente, las compañías de electricidad no van a pagar directamente a los usuarios por el excedente de consumo, pero sí que están ofreciendo tarifas compensadas en las que esa energía que reciben de la planta fotovoltaica particular repercute en una reducción de la factura de esa casa.

En otras palabras: las comercializadoras de luz «pagan» a los usuarios que les venden excedente energético, bajando lo que les cobran a ellos por la luz. Para que esto sea posible, el usuario debe cumplir con una serie de criterios establecidos por cada empresa, pero que incluyen contar con una tarifa de placas solares.

Además, es importante tener en cuenta que no es posible compensar todo lo que se genera, puesto que las empresas suelen marcan un límite, que suele ser igual al de los kWh que se han consumido en cada periodo de facturación.

¿Cuánto vale mi electricidad?

El precio que las compañías van a fijar para compensar el excedente de consumo dependerá de muchos factores—principalmente comerciales— por lo que, a la hora de establecer este tipo de contratos, conviene revisar las distintas opciones que existen en el mercado.

Las tarifas Holaluz están siendo las más populares en cuanto a la venta de excedentes debido a las buenas prestaciones que ofrecen a los usuarios con placas solares en casa. Esta comercializadora de energía verde se compromete a valorar al máximo los excedentes de energía, que cifran en la cantidad de 10 céntimos de euro el kWh.

Esta opción es más que interesante, ya que este excedente se va reflejando de manera mensual en la factura. El usuario obtiene un ahorro inmediato y directo, mes a mes, sin tener que acumular un total, esperar a ciertos plazos ni nada por el estilo.

De esta manera, se puede producir y consumir la energía solar de una manera limpia, reducir notablemente el gasto gracias a un pago por encima de la media del mercado y compartir tu energía verde con el resto de la red, logrando así que la huella ecológica sea cada vez menor.

Todas estas ventajas hacen que la venta de excedente de autoconsumo sea una opción ganadora dentro de las distintas fórmulas de consumo de energía disponibles en la actualidad. Las placas solares y la gestión de la energía producida son el futuro. Y el futuro ya está aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top