Como calentar la vivienda utilizando poca calefacción

thumbnail

¿Te imaginas poder calentar tu casa sin gastar ni un solo euro? El gas experimentó una gran subida en octubre del 2018, y a pesar de que haya ido bajando el precio, sigue teniendo un precio muy elevado. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) anunciaba que calentar la casa con gas durante este invierno sería un 15% más caro que el año anterior. Por esta razón, cualquier forma que nos permita reducir el gasto de la calefacción en las estaciones con más frío puede ser de gran ayuda para empezar con mayor facilidad el año.

 

¿Qué trucos puedo usar para calentar mi hogar?

 

Está claro que para que nuestro hogar esté más caliente hay que mantenerlo bien aislado, esto lo haremos de las siguientes maneras:

  1. Colocando una junta de caucho aislante

 

  1. En todo los lugares que tengan un contacto directo con el exterior. Como puertas y ventanas. Estas juntas suelen durar unos 8 años siendo efectivas y no supone una gran inversión. Las podemos comprar en internet en dos colores: blanco y marrón, y de distintos grosores, desde los 3 a los 5,5 milímetros. Si no, también lo que puedes hacer es comprar ventanas correderas, de formato cepillo, que aparte de aislar da la posibilidad de mantener en buen deslizamiento de puertas y ventanas. Las encontramos también online por unos 10,79 euros.
  1. Coloca puertas Burlete

 

  1. Este sencillo mecanismo consiste en unas tiras de material aislante que se colocan en cantos de puertas y/o ventanas. Y tienen el papel de proteger de corrientes de aire, frío y polvo. Por lo que nos ayuda a ahorrar en eficiencia y consumo, ya que no se pierde el calor de dentro de la vivienda. No permiten que haya escape de calefacción ni de aire acondicionado. También reducen la entrada de ruidos.
  1. Cortina aislante con cierre magnético

 

  1. Este tipo de aislamiento nos da la posibilidad de mantener los lugares cálidos de la casa en invierno por medio de una cortina transparente que te permite instalarla en los marcos de las cocinas, baños, entradas u oficinas. Para verificar un cierre rápido y eficaz lleva uno imanes en el dobladillo. A parte, no hace falta herramientas para su instalación ya que se coloca con velcros al marco. Mide unos: 86,36 x 208,28 centímetros y un grosor de 0,15 milímetros.
  1. Placas solares Si cuentas con una vivienda unifamiliar y calcular el gasto que haces al mes, lo perfecto sería tener  tres placas solares de 320W de 2000kWh de consumo anual. Pero de la misma forma habría que tener en cuenta, las propiedades de nuestra casa y las del panel. Si hacemos esta instalación, conseguiremos ahorrar hasta un 50% o 70% del precio de la luz. Hay que tener en cuenta, que tardaremos unos 6 y 11 años en amortizarlo, pero es una inversión que merece la pena, ya que nos aporta muchos aspectos positivos. Ya que contribuimos al medio ambiente, y a su vez disminuimos nuestra factura mensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top