Consejos para limpiar tu piscina

thumbnail

Tener una piscina en casa puede ser un verdadero lujo, sobre todo durante el caluroso verano.Sin embargo, se requiere un correcto mantenimiento, mucho tiempo y trabajo para poder disfrutar de un agua lo más pura posible.

Por una parte puedes contratar el servicio de profesionales para limpiar tu piscina, una opción no muy rentable, o puedes hacerlo tú mismo. Como veremos a continuación, uno de los puntos clave para el mantenimiento adecuado de cualquier piscina es la limpieza del fondo, junto con un sistema de filtrado adecuado. Teniendo estos dos elementos, tratar el agua es muy fácil.

Si optas por hacerlo tú existen en el mercado diversos aparatos y herramientas que te pueden facilitar la tarea. Hay muchos modelos recomendados de robots limpiafondos, algunos manuales, otros automático, impulsados por energía eléctrica o hidráulica, que pueden ser de gran ayuda.

A continuación, te dejamos algunos consejos básicos a tener en cuenta a la hora de decidir limpiar una piscina.

Comprueba defectos

Es importante en primer lugar, antes de limpiarla, es necesario comprobar si tu piscina ha sufrido algún defecto físico como roturas, desgaste de material. Si es así, utiliza un producto que se adhiera al agua para arreglarlo.

El fondo de la piscina

Uno de los puntos clave en el mantenimiento de una piscina es el fondo porque es ahí donde se acumulan la mayor parte de los residuos y bacterias. La limpieza del fondo de una piscina se debe realizar periódicamente, por lo menos una vez por semana para evitar la contaminación del agua y mantenerla con un aspecto más limpio.

En este sentido, utilizar un limpiafondos automático, además de eliminar impurezas e incrustaciones del suelo, también mejora el efecto de los productos de tratamiento del agua y evita que aparezcan algas o verdines.

Cómo limpiar el fondo de una piscina

Antes de limpiar el fondo hay que preparar la piscina. Desconecta en primer lugar cualquier corriente eléctrica y cierra la válvula de fondo y la válvula skimmers. Deja abiera la válvula de aspiración y coloca la válvula selectora en modo filtración.

Conecta la manguera a la toma del limpiafondos y llénala de agua evitando que coja aire. Mete el limpiafondos en el agua y conéctalo a la toma de aspiración de la piscina. Si el robot limpiafondos es manual tendrás que recorrer el fondo de la piscina como si aspiraras una alfombra, en caso contrario, si es automático solo tienes que esperar.

Desinfecta el agua

Es recomendable realizar una cloración, eso es aplicar dosis elevadas de cloro para que tu piscina se mantenga limpia durante todo el año. Este tratamiento se suele hacer cada 15 días en época estival y un par de veces en invierno para desinfectar el agua y evitar la aparición de enfermerdades por bacterias u hongos.

Además es recomendable añadir cloro a diario, unas horas antes de utilizar la piscina. Utiliza pastillas de cloro desinfectante también en la red, en el flotador o el dispensador automático.

Evita echar cloro en las paredes de la piscina para no dañarlas.

Mide continuamente el pH del agua. Existen para ello termómetros especiales. El pH debe estar comprendido entre  7,2 y 7,6 para evitar irritaciones de piel y ojos y también evitar la decoloración de los trajes de baño.

Utilizar 5g de sal por cada litro de agua u oxígeno activo también ayuda a desinfectar la piscina.

Agua limpia y cristalina                            

Para mantener el agua con un aspecto agradable se recomienda el uso de alguicidas de forma preventiva al principio y al final del verano.

También se puede utilizar el floculante para piscinas cuando el agua ya empieza a enturbiarse.

Limpia impurezas y suciedad

Elimina las impurezas de la superficie del agua como hojas secas, insectos, etc. con una red de hojas, a diario.

Para limpiar las paredes, esclaeras y escalones de la piscina emplea cepillos y ácidos pero no utilices  jabón o detergente, ya que pueden hacer reacción con el cloro.  Realiza esta acción semanalmente .

También es relevante retirar los residuos del cesto de la bomba.

Filtros y depuradora

Limpia periódicamente todos los filtros. Antes de llenarla con agua comprueba que la bomba y los filtros funcionen, que no tengan residuos  y estén en buen estado.

Dejar la depuradora que funciones 24h seguidas antes de utilizar la piscina.

Cubre tu piscina cuando no la usas

Si se queda llena de agua, cubre la piscina con un lona al final de la temporada para evitar que el agua se ensucie o que se evapore.

También te recomendamos que la cubras todos días, tras usarla, para poder utilizarla también al día siguiente, evitar que se ensucie y mantener una temperatura constante del agua.

Aprovecha el agua de lluvia para tu piscina con un depósito de almacenaje de esta agua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top