MANOS A LA OBRA… ¡A PINTAR!

thumbnail

SIGUE ESTOS CONSEJOS Y NO TE DEJES NADA EN EL TINTERO

ORGANIZATE Y RECOPILA TODO LO QUE NECESITES

hora de pintar

Es importantísimo tener en cuenta que una vez que nos pongamos a pintar nos resultará más difícil dejar nuestra labor para buscar algún tipo de herramienta que necesitemos y en ese momento no tengamos a nuestro alcance.

Debes de hacer una lista de todo lo necesario, desde la pintura especial para fachadas, tratamientos especiales que necesites para preparar la pared, brochas, espátulas, esponjas, cubos, agua, disolventes…

SELECCIONA LOS COLORES

Piensa detenidamente el color que quieres aportar a tu vida, la fachada no es solo una simple pintura que cubre tu casa. Además de proteger el interior debe de ser espejo de nosotros mismos, identificarnos.

Para ello es prioritario que pensemos qué tonos nos representa más o encajan en nuestra vida. Para ello es importante que pienses en el entorno que te rodea, si es naturaleza, si es ciudad… hará que unos colores encajen más que otros.

Gracias a los grandes avances, no sólo encontramos una variedad de pinturas en cuanto a tipos y calidades se refiere, sino que además hay una amplia gama cromática, en la que podemos diferenciar hasta más de 10 tonos del mismo color.

No olvides la colorterapia, los colores también transmiten emociones y sentimientos, tenlo en cuenta al escoger algo acorde a la imagen que quieras dar.

Como consejo, en la pintura de fachadas recomiendo usar tonos cálidos y a ser posible del mismo color pero con diferentes tonalidades, de manera que tengamos un color más fuerte, uno medio y otro claro, es algo que nunca falla. Aporta elegancia y resulta más acogedor.

PREPARA LA FACHADA

Las fachadas de los edificios están contstantemente expuestas a todos los fenómenos atmosféricos, es por ello que se ven bastante afectadas por el paso del tiempo. Repasa tu fachada, no te arriesgues a pintar sobre una fachada que pueda tener fisuras, desperfectos, desconchones… si no reparas estos pequeños defectos a la larga verás que todo el trabajo realizado no será recompensado, ya que no durará el nuevo tratamiento que se le haya dado.

Repara y protege la fachada de humedades, hay una  pluralidad de pinturas-tratamientos preparados para aplicar con antelación a la propia pintura que destinaremos después a la fachada.

La mayor parte de estos tratamientos vienen preparados para humedades, cosa a tener en cuenta sobre todo en las zonas costeras o las zonas donde las lluvias sean abundantes. Estos tratamientos harán que la fachada se impermeabilice, garantizándonos además mayor permanencia.

ORGANIZATE A LA HORA DE PINTAR

Ve de menos a más, eso hará que tu trabajo se vea simplificado, te resulte más cómodo y no dejes imperfecciones en tu trabajo. Puedes alcanzar un resultado casi profesional tú mismo, creando un resultado con firmeza y de forma homogéneo.

Pinta las esquinas, recovecos y cualquier ángulo que te complique el trabajo. Después de esto pasa el rodillo de manera que le des un aspecto uniforme.

Si no te ves preparado puedes contar con una empresa de pintura profesional, donde además de consejos y asesoramiento, encontrarás un equipo de profesionales dispuestos a realizar tu trabajo.

Encuentra las pinturas para tu casa en diferentes tiendas de suministros industriales. En la categoría de pinturas, pinceles, barnices y recubrimientos que te recomendamos a continuación http://www.suministrostorras.com/pinturas-pinceles-barnices-y-recubrimientos-14/. Compra la pintura que necesites en las tiendas de suministros industriales online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top