Decorar con muebles decapados

thumbnail

El vintage y los muebles decapados ha irrumpido con fuerza en casi todas las facetas de nuestra vida. Obviamente la decoración no iba a ser menos.

Tras un leve coqueteo con el estilo minimalista, muchos y muchas hemos hecho borrón y cuenta nueva para llegar a la conclusión de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Por eso, al menos de momento, hemos dejado de lado los fríos y semivacíos ambientes modernos para recuperar el inconfundible encanto de lo antiguo.

Qué son los muebles decapados

muebles decapados

En este sentido, los muebles decapados son elementos indispensables tanto en hogares que apuesten decididamente por el vintage como en aquellos que prefieran crear ambientaciones eclécticas en las que se mezclen piezas modernas con elementos algo más antiguos.

Para ello, tenemos dos opciones: decapar nosotros mismos los muebles y/o complementos. (Además de tener ganas y cierta maña para el bricolaje. Hay que dedicarle bastante tiempo a esta tarea) o bien comprar muebles ya directamente decapados o envejecidos.

Si optas por la practicidad y te decantas por la opción de comprar los muebles ya directamente desgastados. Hay comercios electrónicos donde te puedes poner las botas.

Uno de nuestros preferidos es ohcielos.com, una tienda online de decoración relativamente nueva, pero cuyo nombre cada vez resuena con más fuerza en la red.

No en vano, ofrece un amplio stock de productos de primera calidad (nada que ver con los chapados de Ikea) a precios realmente competitivos.

En su sección de muebles decapados encontramos un sinfín de piezas para el recibidor. El salón y el dormitorio realizadas en maderas de primera calidad (mindi, acacia, mango, paulonia, etc.).

Amoblar los salones

Tanto independientes como pertenecientes a colecciones enteras que te permitirán amueblar distintas estancias de la casa con un siempre agradecido toque de calidez y confort.

Y es que conviene matizar, para los más recelosos. Que los efectos envejecidos no dejan de ser precisamente eso, efectos, acabados, lo que ni mucho menos significa que los muebles sean viejos o estén a punto de venirse abajo.

Asimismo, especial mención merecen, dentro de esta sección. Sus preciosos bancos vintage. Ideales para poner la rúbrica perfecta al recibidor, la terraza o el jardín.

Y es que además de tener un gran valor decorativo, podemos emplear estos bancos como prácticos descalzadores en interior o como cómodos asientos en los que leer, tomar el aire o simplemente descansar en el exterior de la vivienda.

Todo ello, por supuesto, rematado con los bellos y evocadores efectos desgastados de sus maderas que, unidos a sus clásicos diseños, les confieren ese genial toque vintage que te enamorará desde el primer momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top