¿Plancha o centro de planchado?

thumbnail

Para algunos, la actividad de planchar resulta placentera y relajante mientras que para otros no tanto. Posiblemente se deba a la falta de entrenamiento, a la pereza, a la dificultad de plancha de algunas telas o incluso al tipo de la plancha que se utilice.

Optar por un modelo de plancha adecuado a las necesidades de tu hogar, determinará en gran parte la eficacia de esta tarea doméstica  y es posible incluso que empiece a gustarte.

Durante los últimos años se han lanzado una gran diversidad de modelos y tipos de planchas, cada vez más ergonómicas y con más y más funciones sorprendentes para facilitarte la vida.

En este artículo te contamos algunas cosas interesantes acerca de las planchas de vapor y los centros de planchado, dos de las opciones más utilizadas y mejor valoradas actualmente. Sin embargo, si quieres profundizar más, en esta web especializada encontrarás gran cantidad de información útil al respeto, que te podrán ayudar en tu decisión.

¿Cómo funcionan las planchas de vapor y los centros de planchado?

Llevar la ropa planchada es símbolo de elegancia e higiene. Sin embargo, los beneficios van más allá de lo meramente estético. El calor que las planchas emiten ayuda a higienizar la ropa eliminando bacterias, hongos, parásito, ácaros, etc.

Asimismo mantendrás tu ropa en óptimas condiciones por más tiempo.  Y también te sentirás más cómodo porque la plancha ayuda a ablandar las telas de la ropa.

El vapor para tu ropa

Los factores que contribuyen al funcionamiento de las planchas de vapor y centros de plancha son: el calor que se genera al calentarse la suela, la presión ejercida y el movimiento y por último el vapor que se expulsa por orificios específicos.

El vapor se forma cuando el agua que previamente se introduce en un tanque, se calienta. La humedad del vapor ablanda las fibras de los tejidos y al mismo tiempo hace el planchado más cómodo.

Potencia y reguladores

La fuerza de salida de ese vapor ayuda a penetrar mejor en los tejidos. Generalmente la potencia de emisión del vapor, la potencia de la plancha y de la temperatura que se pueda alcanzar, están interrelacionadas.

Los termostatos permiten regular la temperatura de plancha. Es muy importante ajustar dicha temperatura en función del tipo de prenda y lo indicado en su etiqueta.

Cuando se alcance la temperatura elegida, se podrá accionar el vapor para eliminar cualquier arruga. La función de spray o ráfaga de vapor ayuda a humedecer las prendas para facilitar aún más el proceso y es muy recomendada para las prendas más delicadas que no se han de tocar con la plancha.

Planchas de vapor versus centros de planchado.

Tanto las planchas de vapor como los centros de plancha funcionan a base de vapor. La diferencia entre estos dos sistemas no radica en la calidad obtenida sino en las necesidades, preferencias y disponibilidad de cada hogar.

Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes pero  con ambos conseguirás resultados excepcionales.  En cuanto a las funciones y equipamiento (spray, sistema anti-cal, tipo de suela ) tampoco existen grandes diferencias.

En el mercado existen tanto plancha de vapor como centros de planchado de todo tipo  y para todos los bolsillos con funciones de lo más diversas.

Tanques de agua

En el caso de las planchas de vapor, la capacidad del tanque de agua difiere de un modelo a otro y a menudo es necesario rellenarlo periódicamente..

El tipo de agua que se utilice es muy importante ya que puede ocasionar cal o cercos blancos en la ropa.

Para algunos modelos se recomienda el agua destilada, mientras que para otros se puede utilizar agua corriente pero se ha de limpiar periódicamente en función de las instrucciones.

En el caso de los centros de planchado, a diferencia de las planchas, el vapor no se genera en el propio aparato sino que se dispone de un depósito independiente mucho más grande. Esta propiedad lo hace más ligero y fácil de manejar y al mismo tiempo no tendrás que rellenarlo tan frecuentemente.

Sin embargo, debido a su tanque independiente, ocupa mucho más espacio que una plancha de vapor. Al tener un depósito más grande también se necesitará calentar más agua por lo que pueden tardar un poco más en alcanzar la temperatura indicada.

Vapor

En función de la cantidad de orificios que tenga una plancha, emitirá más o menos vapor aunque los modelos actuales también disponen de reguladores manuales.

En los centros de planchado, el vapor no se crea en la suela sino en la base de la plancha.

Usos, ventajas e inconvenientes

Los centros de planchado son ideales para aquellos hogares donde exista una gran necesidad de planchado o si eres especialmente exigente con el aspecto de tu ropa, ya que además de ser muy potentes son fáciles de utilizar y más eficientes que otro tipo de planchas.

Se suelen utilizar tanto para prendas delicadas y tejidos que no soportan temperaturas extremas, como para las arrugas más difíciles,  gracias a su potente y constante caudal de vapor.

Los resultados son profesionales, como recién salidos de la tintorería, cuidando al mismo tiempo de la ropa y en tiempo récord.

Incluso a bajas temperaturas se expulsa gran cantidad de vapor a una presión elevada  por lo que no será necesario hacer varias pasadas para, las arrugas se alisan a la primera. Ahorrarás mucho tiempo.

Las planchas de vapor, en cambio, son ideales para planchas más simples y menos voluminosas. O para aquellos retoques de última hora.

También para aquellos hogares que no disponen de mucho espacio ya que son más compactas y fáciles de guardar y transportar.

El precio de un centro de planchado es un tanto más elevado que el de una plancha de vapor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top