Casas de madera, aspectos a tener en cuenta para su mantenimiento

thumbnail

A veces resulta más complicado de lo que parece, pero el mantenimiento de las casas de madera en el jardín es bastante sencillo. No hace falta invertir demasiado esfuerzo ni mucho menos dinero.

Es necesario anticipar que las casas de madera en el jardín se enfrentan a muchos problemas, todos posibles de ser convertidos en meros inconvenientes si es que se actúa de manera adecuada.

Los problemas van desde la humedad, el clima, la temperatura; hasta los hongos, el moho y los indeseables insectos.

Casi siempre, es evidente la falta de información de los propietarios sobre estos detalles:

Consejos para mantener casas de madera

Casas de madera, aspectos a tener en cuenta para su mantenimiento

La humedad, con el paso del tiempo, se convierte en un problema muy grande. Deteriora la madera debido a que los hongos anidan fácilmente y consumen el material en poco tiempo.

La temperatura también afecta en gran medida ya que puede deformar la madera. La luz solar a su vez, genera la decoloración del pintado.

– Pero si los efectos del clima se perfilan como un rival potencial, los insectos también se convierten en un dolor de cabeza si es que el mantenimiento no es el adecuado. En un jardín, la presencia de los insectos se da por descontada y siempre llegarán a cobijarse en el cálido interior de la madera. El objetivo de los insectos es sencillo y único: encontrar en la madera el amparo para procrear y dejar a sus larvas bastante bien dotadas de nutrientes y resguardo. Convertida en el hogar de los insectos, la madera terminará por arruinarse.

Mantenimiento para las casas

Casas de madera, aspectos a tener en cuenta para su mantenimiento

Es importante que el mantenimiento de las casas de madera sea periódico. Una vez informados, estamos listos para inspeccionar la casa de madera en el jardín. La búsqueda debe ser minuciosa y observar el más pequeño detalle; ayudará a detectar los problemas y darles una solución eficiente. Lo primero es sellar las rendijas para contrarrestar el ingreso de polvo al interior y la posibilidad de que se genere hongo por la humedad.

Es recomendable aplicar una capa de aceite protector para madera como por ejemplo el aceite Lasur por toda la superficie, tanto interna como externa.

Ello servirá de prevención ante casi todos los problemas. Lijar, pulir y retirar la madera podrida es esencial antes de aplicar el aceite. Una mano de barniz, además de darle un retoque visual, ayudará a lograr una mayor resistencia ante la lluvia y la humedad. Incluso actuará contra los insectos. Con aplicar aceite en las bisagras, contrarrestando el óxido y el moho, el mantenimiento estará completado.

Así que, leído este pequeño manual, esperamos que el mantenimiento de tu caseta de madera deje de ser un impedimento para comprar la caseta de madera en el jardín de tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top