Consejos para el cuidado del jardín

thumbnail

Si eres una de las personas afortunadas de tener un jardín propio y te gustaría disfrutar y cuidarlo tú mismo este es tu artículo.

Hablaremos sobre algunas pautas básicas para mantener un jardín en óptimas condiciones y también sobre herramientas que te pueden facilitar las labores. Todos los útiles mencionados y mucho más los podrás encontrar en www.cortadoradecesped.org.

Cuidar de tu jardín en función de la temporada

Antes de nada tienes que saber que la temporada determinará qué cuidados específicos necesitará tu jardín.

En invierno el cuidado del jardín, aunque necesarios, no es tan exigente.

En primavera, cuando las temperaturas empiezan a subir, debemos centrarnos en mantener las plantas vivas y sembrar nuevos cultivos.

En verano hay que controlar y estimular en caso necesario el crecimiento de las plantas y cultivos.

Y finalmente en otoño debemos preparar el jardín para la llegada del invierno aplicando abono, limpiando hojas, plantando esquejes y quitando aquellos cultivos vulnerables al frío.

Consejos básicos para tener el jardín de tus sueños

Mantenimiento y limpieza del jardín

Es importante limpiar el jardín de las hojas o ramas caídas y de todo tipo de restos que pueda haber en el mismo.

Para mantener tu jardín limpio y con un aspecto cuidado, un solpador de hojas te puede ser de gran ayuda, sobre todo en otoño.

Riego

Riega tu jardín de forma regular, evitando en todo momento el exceso de humedad.

Es recomendable hacerlo durante las primeras o ultimas horas del día para evitar la quemadura de las hojas y mantener la humedad del suelo por más tiempo.

Intenta evitar que el agua llegue sobre las hojas o flores para evitar su putrefacción y el riesgo de plagas.

Evita usar agua calcárea y en la medida de lo posible emplea agua tibia.

Abonado

Es necesario mantener la tierra fértil y echar abono durante los meses de primavera y principios del verano que es cuando las plantas más crecen. De esta formar ayudarás a tus plantas  a reponer minerales y a recuperarse del frío.

La cantidad de abono debe ser acorde al número de plantas que tengas para favorecer su desarrollo, vigorosidad crecimiento.

Porque es muy recomendable utilizar abono orgánico, con la ayuda de una biotrituradora de ramas podrás triturar todos los restos vegetales procedentes de la poda y aprovecharlos como compostaje natural para nutrir tu jardín.

Césped

El césped de un jardín refresca el área en las épocas más calurosas. Sin embargo necesita un mantenimiento correcto:

  • Te recomendamos cortar el césped semanalmente desde marzo hasta octubre, abonando la tierra de forma periódica para no perder todos sus nutrientes.
  • En los bordes del césped, donde se acumula el agua, puedes plantar aquellas plantas que necesiten mayor riego.
  • Deja la hierba cortada para que forme una capa protectora natural que mantenga la humedad y proteja el suelo de los rayos del sol.

Esta técnica se denomina mulching y para ello existe un cortacésped especial que tritura el césped y lo esparce en una capa fina por todo tu jardín.

En el mercado existen multitud de modelos de cortacéspedes manuales, de empuje, eléctricos, de gasolina, robots contracéspedes, con o sin cable cada uno con su función y sus características.

Investiga bien cuál es para ti teniendo en cuenta la superficie  e inclinación de tu terreno, del anchor del corte, la potencia necesaria, la posibilidad de regular la altura del corte e incluso el espacio que dispones para guardarlo.

Malas hierbas

Las malas hierbas consumen los nutrientes de las plantas sanas por lo que te recomendamos que las quites lo antes posible para que sean tus plantas las que se puedan ver beneficiadas por estos nutrientes del suelo.

Quitar malas hierbas mantiene el jardín saludable y le confiere un mejor aspecto. Utiliza una desbrozadora para cortar malezas gruesas, pequeños árboles y otras áreas descuidadas difícil de alcanzar.

Desbrozadora de hilo de nylon, con ruedas, de arrastre, de martillo , eléctrica  o de gasolina y un largo etc. de modelos para todos los tipos de superficies y para todas las necesidades.

Estudia previamente cuál es la mejor opción para tu jardín.Para aquellas hierbas y malezas pequeñas o mediana ubicadas en lugares de difícil acceso puedes emplear un cortabordes.

Plagas

Con el calor aparecen las primeras plagas y enfermedades de las plantas, lo que puede arruinar tu jardín.

Puedes prevenir la aparición de insectos (pulgones, mosca blanca,ácaros, babosas, caracoles etc.) y bacterias utilizando productos químicos o de forma ecológica.Los productos químicos también te ayudarán a controlar  las malas hierbas

Para rociar plaguicidas y hierbicidas puedes ayudarte de las sulfatadoras, teniendo en cuenta el tamaño del terreno a tratar, el precio, el tipo de fumigadora que quieres según tu necesidad y los accesorios que incorporan.

Las mochilas fumigadoras ayudan a dosificar el producto de forma rápida y cubren terrenos amplios y además podrás modificar la presión y cantidad de producto a dispersar.

Sin embargo, si quieres proteger tu jardín de las plagas y de las malas hierbas con mucho menos esfuerzos, es recomendable que uses una sulfadora eléctrica.

Y si tu terreno es muy amplio, las carretillas sulfadoras tienen grandes capacidades.

Poda de plantas, árboles y arbustos

La poda favorecer el paso del sol y del aire lo que ayuda al crecimiento.

Las plantas se han de podar durante el invierno, mientras que los arbustos y las ramas y troncos de los árboles, es mejor podarlos durante el inicio de la primavera.

Una motosierra es la solución ideal y en función del tipo de trabajo, del material que vas a utilizar y de la frecuencia de uso puedes optar por un modelo u otro.

Cuidado de los setos

Los setos dan un aire elegante a cualquier jardín. Se pueden cortar en líneas rectas o con esquinas redondas, se pueden utilizar para separar espacios o simplemente puedes dejar volar tu imaginación y conseguir diseños únicos.

Los cortasetos son equipos especiales que tambiésn se utilizan para la poda de arbustos, árboles y setos. En función de la altura y del grosor de las ramas debes utilizar cortasetos diferentes, sean de gasolina, eléctricos, telescópicos o de batería.

Otros consejos

Estudia previamente los periodos recomendados de siembra, floración, abono y cultivo para plantar flores y arbustos.

Ten en cuenta que cada planta necesita un cuidado diferente y antes de optar por unas plantas que necesitan tiempo y dedicación piensa en el tiempo que piensas dedicarle a tu jardín.

Airea la tierra cada cierto tiempo con la ayuda de un rastrillo

Deja espacio entre las plantas y arbustos para que crezcan de forma natural y para evitar enfermedades o plagas

Echando una fina capa de virutas de madera protegerás las raíces de las plantas, ayudarás a mantener la humedad en el suelo y evitarás la aparición de las malas hierbas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top