Cómo poner a punto tus muebles de jardín para el verano

muebles de jardín

 Tras meses sin utilizar, la primera tarea que debemos emprender es limpiar los muebles de jardín. Éstos pueden ser de madera, de resina, de fibras naturales o de metal. Aunque haya estado guardado durante el invierno, el mobiliario de exterior habrá acumulado polvo.

Los muebles sintéticos no precisan mucho mantenimiento y se limpian fácilmente con agua y jabón. Otra cosa es el mobiliario de madera o de metal.

CUIDADOS ESPECIALES PARA LOS MUEBLES DE JARDÍN

La madera requiere cuidados especiales. En los muebles habrá que quitar el polvo con un paño seco y aplicar después un limpiador jabonoso especial para madera, enjuagando y secando a fondo para que no se forme moho. Puedes dejarlos secar al aire libre.

También es conveniente aplicarles un tratamiento protector, como el lasur, que no necesita lijado previo entre aplicación y aplicación, para evitar que sean atacados por insectos o por la humedad.

LOS CUIDADOS PARA OTRO TIPO DE MUEBLES DE JARDÍN

Los muebles de metal también se pueden limpiar con agua y jabón neutro. Eso sí, debes asegurarte de secarlos a fondo al terminar para evitar que se oxiden. Los de hierro se pueden pintar aplicando previamente un producto protector para el óxido o con una pintura que ya lleve este aditivo incorporado.

Los muebles de fibras naturales como el mimbre o el ratán pueden acumular mucho polvo en los recovecos. Lo más recomendable en este caso es pasar un aspirador, que eliminará sin esfuerzo la suciedad acumulada entre las varillas.

A continuación bastará con pulverizar una solución jabonosa por toda la superficie y frotar con un paño. Para darles brillo y protección se puede aplicar un barniz especial para este tipo de material.

EL MANTENIMIENTO DE LOS MUEBLES DE JARDÍN FIJOS: CASETAS DE MADERA Y PÉRGOLAS

muebles de jardín

Hay elementos de nuestro jardín que no se pueden guardar en invierno y pasan esos meses a la intemperie. Nos referimos a las pérgolas y los porches de madera. Estas estructuras se deben revisar para comprobar que no han sido atacadas por la humedad ni por los insectos. Tras su limpieza conviene dar una capa de tratamiento protector.

Las Pérgolas

Las pérgolas de hierro se deben limpiar y acondicionar siguiendo los mismos pasos que con los muebles metálicos. Las pérgolas de madera  se deben barnizar con productos que protejan la madera de los insectos y la aíslen de la humedad para que se conserven en buen estado año tras año.

Las Casetas de Madera

También las casetas de madera  requieren una revisión y puesta al día cuando llega el buen tiempo. Al haber permanecido cerradas durante varios meses habrá que ventilarlas bien. Y, como hemos dicho anteriormente, un tratamiento anual para proteger y renovar la madera es imprescindible. No olvides aplicarlo tanto en el interior como en el exterior.

Otro de los elementos que también está fabricado con madera y al que no prestamos suficiente atención es el huerto urbano. Si eres de esos afortunados que dispone de un huerto urbano en su terraza, no olvides limpiar y proteger tu mesa de cultivo cada primavera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top