Consejos para una mudanza sin estrés

Según la opinión de los expertos, las mudanzas pueden ser factores de estrés que conllevan problemas emocionales, de ansiedad o de depresión. La búsqueda de un nuevo hogar, nuevo trabajo, nuevos vecinos, y todo el proceso requieren tiempo y planificación previa.

Pero una mudanza sólo representa un cambio que hay que afrontar de la mejor forma posible, buscando soluciones eficientes. Además, con el apoyo de una empresa profesional que se encargue de embalar, desmontar y montar, proteger y transportar las pertenencias, todo resultará más fácil.

Aunque los expertos pueden hacer la mayor parte del trabajo, para que una mudanza resulte lo más eficiente y efectiva posible, deberás poner de tu parte y organizar previamente todos los pasos. En este te contamos cómo hacerlo. Sigue leyendo.

Consejos básicos para una mudanza sin estrés

Una de las claves para que una mudanza no se convierta en una tarea agotadora y estresante, es planificar todos los detalles con tiempo. De esta forma podrás organizarlo tranquilamente y sin dejarte ningún detalle. El tiempo y la organización son fundamentales.

Cuenta con el apoyo de los expertos

Contratar los servicios profesionales de los expertos en mudanza será la solución a tus problemas, ya que ellos se encargan de todo: embalaje, desmontaje y montaje de muebles, etc.

Para poder encontrar la empresa de mudanzas ideal y que además se adapte a tu presupuesto, te recomendamos investigar previamente, leer referencias online de los clientes anteriores y de amigos, y pedir presupuesto a por lo menos tres de ellas, para comprobar las condiciones y servicios ofrecidos de cada una.

No olvides de que estarás confiando tus pertenencias más preciadas.

Actualmente podrás encontrar empresas fiables, con años de experiencia que cuidará tus cosas y las transportará en las mejores condiciones posibles.

Tener una fecha aproximada de tu mudanza

Si estás planteando una mudanza, el primer paso es establecer unas fechas aproximadas para ponerla en marcha. Tómate el tiempo necesario para organizarlo todo de la mejor forma posible.

Evita en la medida de lo posible planificar un transporte durante los últimos días del mes, que es cuando mayor demanda hay y suele ser bastante difícil conseguir buenos precios. Negocia con tu casero o con los compradores y aplaza el transporte una semana más para que salga lo más rentable posible.

Asegúrate de las condiciones del nuevo hogar

Antes de mudarte a tu nueva casa soñada, es muy importante cerciorarte de que disponga de todos los servicios esenciales como agua, luz, gas, etc. Si el tiempo te lo permite, podrás aprovechar y pintar las paredes o hacer pequeños cambios para adaptarla a tus gustos.

Deja todo listo para que solo tengas que colocar las pertenencias y a disfrutar.

Correo

Redirecciona toda tu correspondecia al nuevo domicilio para que no te pierdas notificaciones importantes ni tengas que volver siempre a por ella.

Embalaje hecho a la medida

El embalaje de caja, posiblemente sea una de las tareas más tediosas de una mudanza. Sin embargo, al contar con los servicios de expertos en el área, esto ya no será un problema.

Podrás preguntar todas las duda que te vayan surgiendo sobre el embalaje de las cosas más frágiles, o también podrás optar por el servicio de los operarios.

Di adiós a lo que no necesites

Antes de ponerte a embalar, te recomendamos que aproveches y hagas también limpieza. Guarda sólo lo que vayas a necesitar y deshazte de lo que no.

De esta forma, dispondrás de más espacio en el nuevo hogar. Asimismo, ahorrarás en la mudanza ya que transportarás menos cosas.

No tiene sentido llevarte ropa, libros, enseres que no vayas a utilizar ni muebles que crees que no ´´pegan´´ con la nueva casa. Siempre puedes regalarlo o venderlos por Wallapop.

Etiquetas y más etiquetas

Otro buen consejo a la hora de la mudanza hacer etiquetas de todo lo que vayas a embalar y de todo lo que vayas a meter en las cajas. De esta manera te será más fácil desembalar y colocarlo todo en cada habitación de la nueva casa para no acumularlo todo en el salón.

Los colores suelen ser muy útiles.

Tareas sencillas por tu cuenta

Generalmente, las empresas de mudanzas, suministran todo el material necesario para realiza cualquier mudanza de forma efectiva.

Si aparte de evitar el estrés también quieres ahorrar un poco de dinero, te recomendamos que te encargues tú mismo de las tareas más sencillas, como por ejemplo buscar los materiales y ponerte a embalar tus pertenencias, desmontar los muebles más sencillos, etc.  Tenerlo todo preparado para cargar, transportar y descargar es una ventaja económica.

No es una mala idea buscar cajas de segunda mano en los comercios más cercanos a tu actual domicilio. De esta manera, no sólo estarás ahorrando dinero, sino que estarás ayudando a cuidar el medio ambiente dándole una segunda vida a dichas cajas.

Consigue también cinta adhesiva, papel de burbuja, tijeras, etc.; te serán de gran ayuda.

Disfruta cada momento de tu mudanza

Por último y no menos importante, es fundamental que disfrutes, en la medida de lo posible, de esta nueva etapa.

Confiar en la pericia de un equipo de profesionales con años de experiencia y la planificación previa de todos los aspectos son fundamentales para una mudanza exitosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top